Para evitar problemas de bacterias, virus y gérmenes de tus instalaciones, en Eco+Clean te contamos a continuación sobre cómo mantener tus equipos de limpieza en perfectas condiciones y así evitar la contaminación cruzada que puede vulnerar el estado de salud de los usuarios, clientes y trabajadores, los cuales se pueden ver afectados por intoxicaciones, contagios, malestar y molestias.


La contaminación cruzada es la transferencia de bacterias, virus, gérmenes u otras sustancias de una superficie a la otra, de forma directa o indirecta, a través de un elemento mediador como pueden ser las manos, para evitarla, toma en consideración lo siguiente:


-Organiza un plan para implementar protocolos de higiene y desinfección adecuados a las necesidades de las superficies y suciedad a tratar.


-Utilizar productos profesionales con ficha técnica y de seguridad con los registros oficiales requeridos para una mayor eficacia y seguridad, como los que te ofrecemos en Eco+Clean.


-Aumentar la frecuencia de limpieza y desinfección
de tus espacios, enfocándote especialmente en aquellos que tengan contacto con el exterior.


-Debes asegurarte que todos conozcan los procesos de desinfección, limpieza y cuidados de espacios, especialmente cuidar de la limpieza de sus manos.


-Revisa que nunca falte en tu despensa equipamientos, productos de limpieza, dispensadores, jabón y solución desinfectantes.


-Adquiere herramientas de limpieza fáciles de desinfectar, sin rincones difíciles donde se pueda acumular suciedad.


-Renueva con frecuencia tus escobas, trapeadores y trapos, de preferencia utiliza productos de un solo uso.


-Programa protocolos de limpieza y desinfección de todos los utensilios y herramientas que se usan para las tareas de limpieza.